15 de enero de 2010

Cómo librarse del suplicio

Éste es uno de los duelos más intensos que he vivido en el cine. Son Dennis Hopper y Christopher Walken en 'Amor a quemarropa'.

Tiene momentos geniales. Los señalo tras el vídeo. Deberás verlo dos veces. Mínimo. (He tenido que sustituir el vídeo porque el anterior estaba desactivado. A ver si consigues aprovechar algo de lo que sigue). En el 3:14 dice: "Lo que me importa es que yo le crea a usted".
4:45: "¿Sabe? Los sicilianos son grandes embusteros. Los mejores del mundo. Yo soy siciliano. Mi padre era el campeón del mundo de los embusteros sicilianos. [...] Hay 17 cosas distintas que uno puede hacer cuando miente. [...] La mujer tiene 20, el hombre 17".
5:29: "Sé que usted sabe dónde están, así que dígamelo antes de que le haga sufrir, porque de morir no se libra".
Y en ese momento, Walken ha perdido, porque ha desvelado su estrategia, y Hopper se dispone a ganar.
5:40: "¿Podría fumarme uno de esos cigarrillos?". El último. Entra la música.
6:08: "¿Usted es siciliano?". Buena forma de entrar, con una información que ya le había dado Walken. Transición: digo lo que eres y digo lo que dices que eres.
6:20: "Yo leo mucho". Walken se recuesta.
8:25: "Y su tataratatarabuela se folló a un negro".
8:36: "Dígame: ¿cree que miento?".
9:35: "No había matado a nadie desde 1984".
Publicar un comentario