9 de agosto de 2011

No pongas tus sucias manos sobre mi crucigrama


La nuestra es una sociedad extraordinariamente politizada. En ocasiones se diría que hasta dividida y, además, sectaria.
Los medios de comunicación que informan a sociedades así deben extremar precauciones porque, a poco que nos despistemos, acabamos nublando con la política todos los terrenos. Y eso es insalubre y cansino, muy cansino.
Ya vemos cómo están las cosas en el Real Madrid y el Barça, donde cada gol a favor o en contra es interpretado como un referéndum independentista. En el País Vasco hay quien se ha empeñado en relacionar a la Selección española de fútbol con la 'opresión histórica' y cuando los futbolistas vascos del equipo que ganó el Mundial (Javi Martínez y Fernando Llorente) han querido disfrutar del triunfo, les han salido los aguafiestas profesionales.
Es recomendable no andar todo el día a la greña con la política, o con las obsesiones sectarias de cada cual, porque de otra forma los ambientes se hacen irrespirables y nocivos. Ya bastante política dan los medios, bastante atención se presta a los partidos y a sus grescas, bastante protagonismo tienen los líderes institucionales como para llevar las frustraciones y obsesiones de cada cual a todas las secciones de los medios; a los pasatiempos, por ejemplo.

No dejes de leer las definiciones 2, 4 y 10 de ese crucigrama publicado hace cinco días por el diario ABC.

Para quienes no saben qué es Bildu.
 
El crucigrama lo vi aquí.

Publicar un comentario