7 de diciembre de 2009

Las hipérboles son innecesarias, todas, incluso las favorables


Dice el DRAE que una hipérbole es...

Las iras levantadas por la ministra de Cultura han obligado a los medios a explicar lo sucedido en estos seis días de intenso activismo a favor de los derechos en la red. El movimiento generado ha sido tan intenso que no era necesario exagerar (nunca lo es), bastaba con limitarse a dar las cifras exactas o casi exactas. Muy elocuentes, por cierto.
Traigo dos párrafos de dos textos que han sido muy expuestos y recomendados por quienes redactaron el manifiesto y por quienes lo divulgaron. Ambos son del diario Público.

El primero lleva fecha del viernes. Aquí. Dice:
"El Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, gestado en un foro esa misma noche, reproducido en 150.000 páginas web y con más de 60.000 miembros en Facebook, no contribuyó precisamente a calmar los ánimos. Ante el chaparrón, Cultura convocó el miércoles por la noche a algunos destacados expertos de la Red a asistir a una reunión el jueves a primera hora en el Ministerio".
El segundo es de hoy. Aquí. Dice:

"Cientos de miles de páginas web. En la red social Facebook se creó un grupo que apoyaba el manifiesto y que logró unas mil adhesiones en una hora; en tres días ha conseguido 120.000. La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, llamó el miércoles a los autores del manifiesto, que retransmitieron la reunión en directo a través de la página de mensajes Twitter, lo que significa que la ministra no se reunió con ellos; se reunió con todo Internet".

De este segundo párrafo me interesan dos cosas: Primera, ¿cuántas son "cientos de miles de páginas"? ¿Cuándo comienzan a ser millones?
"Se reunió con todo Internet". En 'Gran hermano' acostumbran a decir cosas como 'Te está oyendo -perdón, escuchando- toda España'. Y eso aunque no hayan logrado el 18% de audiencia.
¿Era necesario exagerar? ¿No era ya una revuelta de dimensiones considerables ?

Publicar un comentario