9 de enero de 2011

¿Y esto para qué sirve?

La policía estadounidense difunde una foto de un sospechoso de haber participado en el tiroteo de Arizona y el diario español El País la pone en portada en su edición digital, de modo que, se lea lo que se lea, la foto aparece a la derecha.
Primero, solamente es un sospechoso, o sea que se debe presumir antes su inocencia que su culpabilidad.
Segundo, a la audiencia española le da lo mismo que el asesino sea ese tipo o cualquier otro. Tercero, es improbable que la audiencia española pueda ayudar a su localización, porque no creo que haya podido venirse 'de rositas' desde Arizona.
Solamente confío en que no le suceda nada a nadie que tenga algún parecido con este hombre.
Publicar un comentario