10 de mayo de 2013

Mañana no haré el 'Inventario de género'

El 27 de abril fue sábado. Ese día aprendí una lección importante. Había llegado con holgura a EiTB, para participar en el programa 'Más de palabras', que Almudena Cacho dirige en Radio Euskadi. Al entrar, se desarrollaba una tertulia de parlamentarios. Hablaban de desahucios. A las 10, tras el boletín, entraba yo con el 'Inventario de género' número 70: Qué hacer en caso de agresión sexual.
Me fui a la redacción, dejé mis cosas en una mesa de la sección, cogí la libreta de notas y a las 10:05 aparecí en el estudio. Almudena estaba un poco nerviosa porque no me había visto entrar. Ya casi sonaba la sintonía que suele darme paso. ¡Las gafas!
Del estudio a la mesa son unos 50 metros, que hice casi corriendo mientras me decía a mí misma cosas inconfesables. Cuando llegué al estudio, Almudena me hizo un gesto de calma con la mano. No entendí a qué se refería hasta que me senté al micrófono. Resollaba con la perfección y la violencia de quien ha subido a pie hasta lo alto de la Torre Eiffel. Almudena arrancó con reflexiones sobre los temas tratados en la tertulia hasta que vio que podía acercarme de nuevo al micrófono sin parecer un león del Serengueti a punto de merendarse una cebrilla.
Acabada la sección, me dijo que no se debía llegar corriendo al estudio, que era mejor caminar despacio, aunque fuera mormoteando por el retraso que se acumularía. "Ya he aprendido la lección", le dije, y me prometí a mí misma que no me volvería a pasar.

Me resultará fácil cumplir la promesa: Una semana después, el 4 de mayo, se emitió el 'Inventario de género' número 71, el último.

¿Por qué? Tras los cambios en la dirección, han reducido el número de colaboradores de la emisora. En un principio, el recorte sería del 20%. Finalmente, según me dijeron, se habían caído la mitad. Yo entre ellas.

Si quieres oír cómo resolvimos el apuro del 27, en este enlace encontrarás el programa completo. Está un poco incómodo porque hay que tragarse toda la tertulia de 50 minutos para llegar al territorio de 'Inventario de género'. Cosas que pasan. Pero yo te animo, porque así, aparte de saber cómo actuar en caso de agresión, podrás escuchar que con el dinero que la Diputación de Bizkaia cedió al Bilbao Basket se pueden construir 21 puentes como los que Lutxana necesita para evitar que violen a sus vecinas.
El último espacio, el del 4 de mayo, no está tan tapado.  Lo encuentras en este enlace. Viene anunciado en el segundo punto blanco. Lo dediqué a demostrar que la primera víctima de la crisis suele ser la igualdad.

Así que mañana no me esperéis en Radio Euskadi.

No obstante, seguiré alimentando la página del 'Inventario de género' en FaceBook. En Twitter, puedes seguirlo en @IdGenero. O en mi cuenta personal, @LuciaMOdriozola.


               
               
Publicar un comentario