31 de marzo de 2013

Finalmente, era cosa de dinero: Querían ganar más

A principios del mes de marzo, el Ayuntamiento de Ponferrada ocupó los informativos porque los concejales socialistas se apoyaron en Ismael Álvarez, condenado por acoso sexual a Nevenka, para hacerse con la alcaldía.
Qué cosas se dijeron entonces: era una maniobra para que Ismael Álvarez dejara de una vez el Ayuntamiento; si el PSOE no les apoyaba, lo abandonarían; está bien, dejamos el PSOE, interrumpimos la militancia...
Nada. Lo cuenta aquí Henrique Mariño. Todo era una maniobra para hacerse con salarios que difícilmente obtendrían en la empresa privada. La política es jauja para los mediocres.
Publicar un comentario