3 de febrero de 2010

Terol vuelve a ETB



Desde el punto de vista de la audiencia, el lunes por la noche reina Telecinco con 'CSI'. Cada día reina menos, porque quien desea ver la tele dispone de una muy amplia oferta. Desde este pasado lunes, puede elegir ver 'Uyyyyy' (sic), en el segundo canal de ETB. El 'sic' no se refiere tanto a la profusión de la 'y', como a la ausencia de la hache. Porque, contrariamente a lo que parecen creer en el nuevo espacio, la interjección de asombro, o contratiempo, debe escribirse con hache, esa letra que no se oye pero usan quienes respetan las normas de la lengua.
Sorprende que en todo el largo proceso de creación y producción del espacio no haya habido una persona con la duda de si estaban escribiendo correctamente el nombre, es decir, su identidad. La cosa pasará desapercibida y quienes tengan noticia del espacio, si en alguna ocasión necesitan escribir la palabra, lo harán sin hache. Cachis.
El espacio lo presenta Óscar Terol, que en su vuelta a la tele vasca ha contado con una parte de aquel 'Vaya semanita' del principio. Y gente nueva, como la ex gimnasta Almudena Cid, el músico Mikel Erentxun y los ex futbolistas Patxi Salinas y Javier de Pedro. Se trata de un programa de entretenimiento, cuyos ingredientes son la información y el humor.
En la primera entrega, se apunta lo que será, y promete. Pero solamente si liman ciertos ruidos, que es como en comunicación se llama a aquello que impide que el mensaje llegue límpido. El primero de ellos es literal: hay un barullo constante en el plató, que podría servir para animar pero invita a pedir a la chavalería que se calle un poquito, o baje el tono.
Dos, siendo muy amable, el lenguaje que usa algún contertulio es malsonante, cuando no grosero, impropio de un medio, aunque sea la tele. El desenfado de un espacio no es coartada para decir tacos. Quizá sea exigente aspirar a una audiencia juvenil, interesada en el deporte y el humor y hacerlo con elegancia. ' ¿quién dijo que sería fácil?

Publicado en El Correo, 3/1/10
Publicar un comentario