3 de junio de 2015

En la pista de baile

Sería hace 5 o 6 años. Habíamos cogido por costumbre ir una semanita de vacaciones en julio. Nos gustaba un hotel de Gran Canaria, con mucho extranjero, mucha piscina y a un paso de la playa.
Por las noches, en uno de los salones había distintas actividades. Aquel día era música para bailar. Medio hotel sentado en torno a una pista vacía. Mamá había tomado ya su cafecito y en esto que se va para el DJ.
-¿Tienes la del Coyote Dax, la de "No rompas más mi pobre corazón"? Ponla, por favor.

Empieza a sonar, se va al centro de a pista y comienza a bailarla. Por no dejarla sola, me acerco, pero no me sé los pasos.

-Quita, que tú no sabes.

Se la bailó entera, ella sola, reinando en la pista. Gran ovación. Tenía 82 años.
Publicar un comentario