31 de agosto de 2013

Sobre la exquisitez de algunos relatos

La información aparece en un medio deportivo y va de seis exjugadores del Athletic que no han encontrado equipo. Uno de ellos es Paul Abasolo, de quien dice que se ha recuperado recientemente de una lesión después de su peregrinar por Real Unión, Lemona, Oviedo y River. Y añade: "Un mediapunta de tremendo talento marcado por asuntos externos".

Qué intriga, ¿no? ¿Qué asuntos externos serán esos que parecen haber malogrado un "tremendo talento"?

Minucias. Que el chico, originario de Gernika, tenía la fea costumbre de ir magreando a chicas sin pedirles autorización. No es que le acusaran de ello. Fue condenado, e indultado por el último Consejo de Gobierno que celebró Zapatero.

Lo puedes leer aquí.

O sea,  que esos enigmáticos "asuntos externos" son dos condenas por haber agredido sexualmente a al menos dos mujeres. Como es rico y con familia influyente, no pisó la cárcel. La justicia no es igual para todos. Y quien le indultó fue el único Gobierno de España que ha tenido un Ministerio de Igualdad.
Publicar un comentario