18 de agosto de 2009

La diferencia

La semana pasada leía en un diario de provincias un reportaje sobre peleas de perros. La redactora comenzaba por señalar que la preocupación se había reavivado como consecuencia de una intervención de la Guardia civil. Daba un repaso al tratamiento en la provincia de las peleas entre animales, la leyes y la despreocupación de las autoridades, y en el párrafo final escribía:
"Espero que quede clara la diferencia entre pelea de perros, ilegales y contempladas en el Código penal como delito, y las de gallos, igualmente crueles pero legales, por ahora".
Me divierte ese tono de señorita Rotenmeyer. Y me llama la atención ese “por ahora”.


He elegido esta foto porque no es sangrienta. Es de aquí.
Publicar un comentario