30 de septiembre de 2013

Es lo que toca

Hoy se celebra el día Internacional del Derecho a la Blasfemia.
Ahí va mi aportación:
Me cago en todos los dioses, las vírgenes y en el santoral completo. Y eso que no creo en su existencia. Me cago también en todos los demonios. Y en los políticos que han hecho de su actividad una religión en la que nos obligan a creer, que se vayan al infierno y se lleven para allá a toda su corte. Me cago en quienes nos imponen sus creencias a otros y en quienes desprecian los derechos humanos.
Me cago en todas las monarquías, en sus reyes, príncipes e infantes. O infantas.
Me cago en quienes se reivindican como nazis, racistas y machistas. Me cago en los machirulos y en quienes se esconden en el anonimato para insultar y difamar. Y, en general, que les den por flai a las personas malas y mentirosas.
Hala.
Tu turno. Puedes dejar todas las blasfemia que quieras en los comentarios.
Publicar un comentario