29 de octubre de 2012

El negociado de un periodista es el contenido del periódico


“Las experiencias ajenas me dicen que casi nunca es bueno que un periodista tenga consideraciones empresariales de índole general en la cabeza a la hora de desarrollar su trabajo. Por eso comienzo circunscribiendo dicha participación a la esfera que tiene que ver con el contenido del periódico, descartando de plano su presencia en las relacionadas con su rentabilidad. En segundo lugar, −y aunque me parece conveniente que la redacción tenga sus representantes, democráticamente elegidos, en los órganos encargados de  fijar la línea editorial del periódico−, considero que dicha participación no debe instrumentarse fundamentalmente como un flujo desde la base hacia la cúspide, sino a la inversa”.

Ramírez, Pedro J. Prensa y libertad. Unión editorial, Madrid, 2006. Pág. 84
Publicar un comentario