17 de septiembre de 2010

Sobre la vanidad

Para un periodista no es buena compañía la vanidad, ese envanecimiento sustentado en la nada, o en la presunción de que se es algo.
He buscado una imagen sobre la presunción en Google y curiosamente me ha salido ésta:

Parece probable pensar que la imagen está vinculada al término 'presunción' pero, sobre todo, a su coletilla 'de inocencia'. No obstante, me ha dado por analizarla aisladamente. Y ahí he llegado: Las personas presuntuosas se sienten infalibles y tienden a culpar a los demás de cuantos males les acechan. Además, las estatura del cártel se corresponde con la realidad: Siempre observan, juzgan y ejecutan desde arriba.
Y no sé por qué, mientras pensaba todo esto, me he acordado de dos directores de periódicos. De uno de ellos me consta que es capaz de olvidarse de que las informaciones llevan titular, y de los dos sé que confunden las consecuencias de informar con su propia esencia.
Publicar un comentario