16 de febrero de 2010

Urrosolo vuelve a ETB

La vuelta

Ayer lunes se produjo la anunciadísima vuelta de Antxon Urrosolo a ETB. El espacio, titulado 'Aspaldiko', se ubica pasadas las cuatro de la tarde y sustituye a 'Pásalo'. La estructura no es muy distinta de lo que ya había, pero como Urrosolo es mucho Urrosolo, el resultado en nada se le parece. Quienes recuerden a aquel presentador que marcó hitos en anteriores etapas de ETB, con 'Detrás del sirimiri' y 'Rifi rafe', por ejemplo, se llevarán la sorpresa de verlo pausado y sereno, pero aún con su dosis genética de torbellino. Quien tuvo. Lo acompañan Arantza Sinobas y Maite Esparza. Y, por lo que se vio ayer, media docena de contertulios. Todos ellos han sido llamados para hablar de la actualidad sin renunciar al entretenimiento.
En los estrenos se debe dejar el resto porque quien se asome por curiosidad sólamente concederá la prórroga de un segundo programa si algo le ha gustado. Los temas de esa primera entrega fueron las herencias y la seguridad de los mayores. No están mal traídos porque ese viejo periodista que es Antxon sabe que las señoras mayores le tienen devoción -o al menos le tenían-, y a esas horas gozan del mando a distancia casi en solitario.
Hay cosas mejorables. 'Aspaldiko' es la continuación de 'Eguraldia' en la programación de ETB 2. Se hace absurdo pues traer a Ana Urrutia a que repita lo dicho 15 minutos antes. Mientras los contertulios intercambian opiniones, a veces todos a la vez, como es habitual en estos espacios, se oye música de fondo. Como si estuviéramos en la sala de espera del notario, vamos. Aunque ayer estaba sobradamente justificado: ¡Hablaban de herencias!
Han puesto en marcha una sección que entraña riesgos. Retoman una imagen antigua de la tele vasca en la que aparecen ciudadanos anónimos y hacen un llamamiento a que la audiencia dé pistas para saber de ellos. Puede llegar a ser irrespetuoso, o doloroso. Acaso se despierten viejos fantasmas con los que el implicado no desee tropezarse hoy, veinte años después. Produce estremecimiento que el espectáculo haga daño

Publicado por algunos diarios del grupo Vocento, 16/2/10.
Publicar un comentario