17 de enero de 2013

Quita tus sucias manos de mi premio

Va de premios. Hoy El País publica una noticia con el siguiente titular: Pérez Reverte y EL PAÍS Semanal, premios de periodismo en Guadix. La puedes leer aquí.
Me ha llamado la atención que, como se interpreta, haya sido el medio el premiado. No es extraño que se premie a diarios por, es un decir, el diseño de sus páginas. Pero... ¿es justo que un diario se atribuya un premio por el hecho de haber publicado un texto en sus páginas?
Ya sabemos que un medio es el resultado de una tarea colectiva y que sin ella los reportajes difícilmente verían la luz, pero también es cierto que algunos reportajes son casi apuestas personales de un solo periodista. En el caso de los colaboradores, además, no es extraño que el medio acepte un trabajo y que su publicación se demore semanas, seguramente por razones muy importantes. A veces, esas razones tan importantes tienen que ver con que no se aprecia el trabajo de ese colaborador. Y se le paga en consonancia, es decir, una miseria.
No es el caso del reportaje premiado en Guadix, 'Con el rostro por delante'publicado el 26 de junio de 2011 en El País Semanal. Su autora, Julia Luzán, fue redactora de la casa durante 27 años. En este momento, es decir, en el momento de ser galardonada, se encuentra prejubilada.
El País, que acaba de dejar en la calle a 147 profesionales como la copa de un pino, en lugar de reconocer el buen hacer de su extrabajadora Luzán, se atribuye el premio. Parafraseando a Luciano Rincón, empieza uno por despreciar el trabajo de 147 redactores de talla y acaba quedándose con el mérito del reportaje de una redactora. 
Publicar un comentario