10 de enero de 2013

De matute

La Academia lo dice con claridad. 'Matute' tiene su origen etimológico en 'matutino', porque se hace muy temprano. Es ese género que se introduce sin pagar impuestos, sin que la autoridad lo sepa o, si lo sabe, se haga el longuis, el distraido, el que no sabe nada.
Tratándose de empresa y de papel, se dice 'de matute' para aquellos miles de ejemplares que algunos diarios imprimen y dejan por ahí para consumo de quien se tope con ellos. Son esos paquetes de 50 ejemplares que durante meses y meses El Mundo dejó a la entrada de la Facultad. Constituían un problema de reciclaje: el alumnado no se los llevaba. A veces servían para, a modo de cuña, mantener las puertas abiertas.
Te los encuentras a cientos en los aviones, recepciones de hoteles, grandes salas de espera. A veces es La Vanguardia, a veces un diario regional, o una revista.
Sirven para mantener la tirada, elevar artificialmente la difusión del diario y sostener tarifas publicitarias. En Inglaterra, es un delito.
En España, es una de las formas que adopta la picaresca.
Publicar un comentario