25 de marzo de 2012

Un pueblo sin pueblo

El valle de Losa en primavera es de una belleza serena. En la foto, el puente romano sobre el Jarea en Quincoces de Yuso. Partiendo de aquí, y con un ligero ascenso por un camino en muy buen estado, se llega al nacimiento del río pasando por Quincoces de Suso. El gepeese indica que faltan 200 metros para llegar al pueblo, al Suso, y el camino sigue cerrado entre el arbolado. La voz del aparato dice: "Ha llegado a su destino". Una mirada alrededor: estamos en la ladera de un monte bajo, de calizas que afloran en grandes zonas y estampan el paisaje de manchas blancas sobre el verde de los pastos o de los árboles, ni casas, ni cabañas, ni siquiera unas ruinas. Quincoces de Suso es un pueblo sin pueblo.
¿Será que el aparato está sin actualizar? Me persuado de que sí, desde 1941 más o menos.
En un blog llamado Castresana de Losa leo el relato del anciano matrimonio que lo habitaba. Aquí.
Siento una profunda nostalgia.
Publicar un comentario