1 de junio de 2013

4 grandes obras de mujeres adúlteras

Hoy llega junio, entra aquí con una tristeza climática que pasma. La melancolía se inclina hacia las recomendaciones. Te propongo un plan de lectura de aquí a septiembre: un libro para cada mes. Si necesitas más, los cubres tú. Cuando llegues a septiembre, sentirás la diferencia. Se trata de hacer un recorrido literario por Europa, de norte a sur, de Rusia a Portugal con estaciones en Francia y España. A finales del siglo XIX, tenemos 4 grandes novelas de mujeres adúlteras. Hay quien cree que esa ficción no hubiera sido posible sin el ferrocarril, que permite a las mujeres moverse con más seguridad. En el Reino Unido, durante la época victoriana no estaban para esas fantasías de mujeres arrastradas por un amor torrencial. Junio. ‘Ana Karenina’, de Tolstói. Esos paisajes, los trenes desde el mismo principio, la pasión, el tormento de elegir. Julio. ‘Madame Bovary’, de Flaubert. Un pueblo de provincias, Yonville, más tren. Los sueños de León, su añoranza de un París en que nunca ha vivido: Sueña con lecciones de guitarra, una bata, “una boina vasca” (sic). Y la carroza, discurriendo enloquecida durante horas por las calles. Agosto. ‘La Regenta’, de Clarín. En Vetusta, Ana Ozores, un marido, el amante. Esa escena, ella en el balcón, él a caballo en la plaza. La iglesia, el poder. Septiembre. ‘El primo Basilio’, de Eça de Queirós. Lisboa, la vida rural del Alentejo, las noticias de Brasil, París en el horizonte. El amor, su falta, el chantaje, el miedo a perder aquello que ya se ha perdido, aunque no se sepa. Y en octubre, pensaremos otra cosa.
Publicar un comentario